El 5 del Tirso: Vuelta a las tabernas de toda la vida

Existe una tendencia cada vez más extendida en el mundo gastronómico recuperar viejas tradiciones, costumbres y sabores; en definitiva, en volver a recuperar aquellos conceptos del pasado que tanta nostalgia y buenos recuerdos nos traen. La taberna El 5 de Tirso (Plaza de Tirso de Molina, 5) perteneciente al Grupo La Fábrica, acaba de abrir sus puertas con el objetivo de rescatar la esencia de las antiguas tascas madrileñas. Situado en uno de los barrios más castizos, cada rincón del local invita a quedarse, a disfrutar de una buena y larga conversación mientras se prueban platos de siempre con pequeñas reinvenciones que marcan la diferencia. Y, cómo no, a reír mientras la espuma de una caña bien tirada dibuja la forma de un bigote…

Para los que se confiesan apasionados de las tapas madrileñas y los platos y guisos típicos de la capital, su carta, elaborada con el asesoramiento del televisivo chef, Sergio Fernández, es un festival repleto de propuestas clásicas donde prima la calidad. Se puede comprobar con su Gilda con anchoa de Santoña, los espectaculares y sabrosos Torreznos, los Calamares nacionales fritos o el Pincho de tortilla.

Si lo que se desea es entrar en materia y ponerse la servilleta sobre las rodillas, no se puede pasar por alto la Ensaladilla rusa cremosa, las Croquetas fetén: jamón ibérico, chuletón y chipirón, los Boquerones fritos. También tienen selección de guisos diarios como los Garbanzos con callos, las Albóndigas de la abuela y, cómo no, el Cocido madrileño.

Ya lo decía Gabinete Caligari. Y es que bares hay muchos, pero ninguno como El 5 de Tirso, empeñado en recuperar la autenticidad de los locales tradicionales. Para ello, además de la sus propuestas gastronómicas, han recreado un ambiente de ultramarinos selecto con una majestuosa barra realizada en madera de castaño y mármol natural y  su cocina vista.

Al fondo, una ceremoniosa escalera conduce al sótano. Una sala abovedada con impresionantes lámparas descolgadas, paredes de ladrillo y, al fondo, una pequeña cava tras una reja metálica original.

El 5 de Tirso recupera el ambiente de las antiguas tascas, pero con un toque renovado tanto en la decoración como en sus platos, con recectas tradicionales de excelente calidad.

Más info en su Fan Page de Facebook.

Deja un comentario