Auto Rosellón: Una casa de comidas muy especial en el Eixample Barcelonés

Auto Rosellón es un restaurante muy personal y que va a la par con su alma máter, Ronit Stern, a la que tuvimos la ocasión de conocer en Madrid hace un de años junto a su marido Rafael Campos. Se trata de el cuarto proyecto de este matrimonio de empresarios que también emprendieron The Spa Kitchen, Crustó Bakery y Toto Restaurant.

El nombre Auto Rosellón responde a dos características del local: su ubicación, esquina, donde se cruzan el carrer Rosellón con Enric Granados, y su historia. Aquí tuvo su sede durante más de 50 años un taller de coches donde se amontonaban piezas y herramientas de automóviles.

Abierto en el año 2016, este establecimiento ubicado en el Eixample barcelonés apostó por desmarcarse y prescindir de etiquetas. Ni es un local de brunch, ni una cafetería de desayunos, tampoco se decantan por hacer cocina fusión ni mediterránea, ni tampoco es un bar de tapas, o restaurante de platillos y menú. Es todo eso y más a la vez. La única forma de definirlo que le pega es «Casa de Comidas».

Casual pero sensual. Con muchos aromas, muchos sabores -sobre todo de la tierra-, muchos colores y muchas texturas que conviven y se complementan. Así es la línea directriz de las creaciones culinarias de la casa. Recetas de autor variadas, excelentes, internacionales y cosmopolitas, preparadas a la vista del comensal con productos frescos de gran calidad (no hay nada congelado) en gran parte de KM0, es la base de toda la carta. En resumen: mucho culto al producto, bien trabajado y con poca intervención en cocina. Solo lo justo.

Así, de principio a fin, la cocina de Auto Rosellón es auténtica, sin florituras, pero sí llena de toques singulares y de combinaciones con mesura: de texturas, sabores y colores. Unos conviven con otros, unos juegan con otros, unos potencian otros. El resultado son platos de autor, sencillos en apariencia, pero complejos en el trasfondo y sin regla, ni límite más allá de lo que trae la tierra o el mar temporada tras temporada.

Igual toca una receta de inclinación mediterránea que otra asiática, israelita o árabe, o bien una receta anárquica sacada de la mente inquieta, viajera y genial de Ronit. Da lo mismo porque siempre satisface el paladar y llega al corazón. Sea para compartir o para disfrutar solo… con conocimiento y buen rollo.

Hay un cuidado hasta el último detalle en todo el espacio, y en lo que llega a la mesa. También y sobre todo un real interés por dar a conocer nuevos sabores y atrevidas combinaciones bajo el sello personal de la chef Ronit Stern.

Auto Rosellón abre de lunes a domingo de 8:00 a 00:00h con carta y opciones que se adaptan a cualquier momento del día. Empezando con desayunos , a base de tostadas copiosas, bikinis buenísimos, tartas y cakes variados y caseros, e intenso olor a café recién hecho.

Sigue un menú de mediodía con opciones para todos los gustos, saludable, atrevido, rico y sorprendente. El remate lo da la cena a base de platos y platillos para compartir igual de original, excelente. También hay merienda, afterwoks, vermut y, los fines de semana, la cosa está que arde con los brunchs de la casa.

En su carta destacan platos como, por ejemplo, la crema ecológica de alcachofas, avellanas tostadas, huevo poché y dokkah; las alcachofas a la romana y burrata; Pita con sabij, huevo y berenjena al horno con un toque picante y pepino encurtido; las orechiettes con pesto de habitas del Maresme, menta y pecorino; la torrada de salmón Gravlax con raifort; o la desconstrucción de lemon pie, para citar algunas de las opciones más recientes vistas en la carta de Auto Rosellón.

Acompañan la comida zumos, smoothies y limonadas recién preparados para disfrutar de todas las virtudes y sabores de la fruta fresca; un café Premium de granos colombianos 100% arábica molidos al momento y preparados con cafetera Marzocco; una pequeña carta de cócteles clásicos, con mucho glamour como gin&tonics, pisco sour, bellini o gimlet entre otros; y la selección justa de vermuts y una acurrada selección de los mejores vinos naturales.

El interiorismo se caracteriza por una estética industrial que el estudio Espacio En Blanco ha tratado de conservar al máximo para dotar el establecimiento de una personalidad única. Se trata de un local acogedor, íntimo y ecléctico. Conviven mesas para dos o cuatro, con otras de gran tamaño, dadas para compartir entre conocidos o desconocidos. Diversas piezas de mobiliario antiguo procedentes de mercadillos de antigüedades aportan un toque cálido, vintage, como si estuviéramos en un bistró de principio del siglo pasado. Cuando llegan los días de calor, los amplios ventanales se abren, dando la sensación de estar en una terraza cubierta.

El equipo, tanto en sala como en cocina, se caracteriza por ser atento, dinámico, y muy profesional, también dotado de una sensibilidad especial para entender la complexidad y valor del producto que se trabaja. Porque Auto Rosellón se vive y disfruta por el espacio, la cocina y las personas que son parte íntegra del proyecto y su evolución en estos años de vida. Pero el equipo no sería el mismo sin una red de productores-proveedores que trabajan estrechamente con Auto Rosellón para traer al plato, en pleno corazón de Barcelona, lo mejor del aire, de la tierra y del mar.

Seguro que después de leer este post, te entran ganas de ir a probarlo. A que esperas entonces?

Más info en: http://autorosellon.com

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.