LLAMBER, fusión asturiana y mediterránea con alma en el corazón de El Born

Hay conceptos gastronómicos que están llamados a triunfar y el de Llamber es uno de ellos. Surgido de la pasión de su chef, Fran Heras, por la tradición culinaria de su Asturias natal sumada a su interés y admiración por la cocina mediterránea y, en concreto, la catalana, Llamber es un lugar al que se va sobre todo a disfrutar. Cada uno de los platos que componen su carta, basada en una selección de tapas creativas pensadas para compartir y experimentar, es una irresistible combinación del mejor producto seleccionado con mimo, un alarde de técnica impecable y grandes dosis de creatividad. 

Así, hay platos que son ya clásicos de esta casa que forma parte de la comunidad Slow Food y que abrió hace cinco años en su privilegiada ubicación actual de Carrer de la Fusina, 5, justo enfrente del Mercat del Born. Entre los míticos representantes de esta gastronomía “catariana” (mitad catalana y mitad asturiana, están las “Patatinas al cabrales con praliné de avellana;

las inolvidables Anchoas del Cantábrico sobre pan dulce de escanda y queso o la seductora Fondue de Parmesano con langostinos rebozados y espárragos trigueros.

Pero estas son solo algunas de las propuestas más imprescindibles de entrantes o tapas para abrir boca. Después, en el apartado de los platos principales, son legendarios su Arroz Venere con mini verduras y emulsión de aguacate y cilantro 

así como el Pulpo asado con milhojas de patata y chimichurri marino 

o la original Morcilla con chipiriones y el jugo asado de su tinta

De entre los pescados, destaca el delicioso Rape glaseado en su jugo con tartar de tomate y algas mientras que los carnívoros pueden deleitarse con los Dados de solomillo de vaca vieja al cabrales o el Secreto ibérico confitado, buñuelos de boniato y mini zanahoras con ras el hanout.

Por supuesto, en la carta de Llamber se reserva un espacio de honor para homenajear al clásico de los clásicos de la gastronomía asturiana con la Fabada con denominación de origen protegida DOP. Una receta tradicional pero que aquí se trabaja con algún secreto, lo que le ha  valido al restaurante diferentes para obtener diversos reconocimientos y premios hasta situarse como uno de los 20 mejores restaurantes de España en los que disfrutarla.

Tal y como manda la tradición, lo suyo es elegir después el Arroz con leche, que igualmente se prepara como mandan los cánones. 

Todos estos platos y el resto de los que componen la carta de Llamber están disponibles para degustar de una manera más informal en las mesas altas y la barra de la zona de la entrada o bien en la zona de mesas del salón del fondo. Sea como sea, en Llamber reina una atmósfera de lo más agradable gracias a su cuidada decoración basada en la combinación de maderas de aspecto natural con elementos de acero corten bajo una iluminación tenue que proporciona un ambiente acogedor e íntimo.

El capítulo dedicado a los vinos de Llamber merece mención aparte puesto que su bodega cuenta con alrededor de 150 referencias de múltiples denominaciones de origen con especial foco en los caldos de origen catalán. De ellas, más de 30 están disponibles para consumo por copas. 

Además, tanto a modo de aperitivo como de cierre de un excelente almuerzo o cena o incluso entre horas, Llamber dispone de una seductora carta de cócteles en los que la creatividad y una cuidada presentación marcan la diferencia. 

Más info en:

LLAMBER
Carrer de la Fusina 5. (08003). Barcelona

http://llamber.com/

Anuncios

Deja un comentario