Sándwiches de miga o de pan de molde… ¿en qué se diferencian?

Pocas cosas hay más sencillas de elaborar e incluso de comer que un sándwich, popularizados en todo el mundo si bien en países como Uruguay o Argentina el consumo es tal vez mayor.

Se cree que su origen es italiano, concretamente de Turín y otras partes del norte, los famosos tramezzini que los emigrantes llevaron a ambos países a primeros y mediados del S.XX. Su forma es triangular y los rellenos variados, siendo el más popular a nivel global el de jamón y queso, tostado o no.

¿Qué són los sándwiches de miga?

Aquí está la principal particularidad que distingue los sándwiches criollos argentinos de los que conocemos en España o la totalidad de Europa, nosotros los hacemos con pan de molde (lactal, dicen en Argentina) y ellos, con pan de miga, a partir de una masa fermentada que tras reposar varias horas, se corta en rebanadas pero sin la corteza: “El pan de miga argentino se diferencia del pan de molde que se utiliza en España y Europa en que es mucho más finito y se corta en plancha, está muy presente en las picadas (entrantes) para ver el fútbol con amigos, en celebraciones familiares, etc…” – nos puntualiza Ana Antolini, argentina y copropietaria de las tiendas Tita de Buenos Aires en Madrid.

La ciudad de Rosario es uno de los grandes referentes del sándwich de miga en Argentina, donde existen muchas empresas dedicadas a ellos y es costumbre cenarlos fríos y no tostados como en otras partes del país (llamados Carlitos).

Sandwiches de miga triples, tan sencillos como socorridos

En Argentina son conocidos como sándwiches de miga triples lo que aquí siempre hemos llamado sándwiches de tres pisos, todo un clásico del que echar mano cuando aprieta el hambre y no tenemos ni tiempo ni ganas de preparar algo más elaborado.

Una de sus principales características aparte de la humedad y el sabor, claro está, es esa rebanada interior que separa en dos pudiendo rellenar con ingredientes distintos si así lo queremos. Junto a las empanadas y los postres del país austral, son otro de los atractivos de las tiendas Tita de Buenos Aires, donde los puedes encontrar para todos los gustos: “Ahora de momento tenemos de seis tipos, el de jamón y queso que generalmente se sirve tostado en los desayunos o la merienda, otro al que añadimos mayonesa, tomate y huevo (ya frío). Y gustan mucho los de pechuga de pollo al horno, picada a mano con apio, mayonesa, zumo de limón, mozzarella y huevo, o su variante de atún con cebolla morada, cebolla blanca, pimiento rojo, tomate y huevo. Preparamos otro con pan integral de semillas que lleva jamón serrano y mozzarella y por último, uno con queso crema de roquefort, nueces picaditas, queso y jamón york”.

Deja un comentario