La carta de verano de Horcher: nuevos platos con los que refrescar el paladar

Con la llegada del buen tiempo, los pescados y las sopas de verdura frías consolidan
su protagonismo en Horcher. Aunque este emblemático restaurante se caracteriza
por un producto de extrema calidad durante todo el año, la época estival supone el
mejor momento para consumir mariscos, tartares, gazpacho y sardinas ahumadas.

Para la confección de todas sus propuestas gastronómicas, Miguel Hermann, jefe de cocina de Horcher, cuida al máximo los tiempos de cocción para que el pescado no pierda un ápice de jugosidad. Así, el brillante expediente de Horcher como sinónimo de exquisitez viene avalado por recetas como el ragú de lenguado con carabineros y calabacín.

Horcher propone durante los meses de verano un abanico de opciones para refrescar el
paladar. Vuelve el Gazpacho Horcher aderezado con bogavante y huevas de salmón, la elección ideal con la que comenzar una selecta degustación gastronómica.

El jefe de cocina recomienda el rodaballo gallego salvaje, el lenguado y la lubina salvaje. El proveedor de estas piezas, que conservan una excelente calidad durante todo el año, es Pescaderías Coruñesas. Además, durante la temporada de pescado, elrestaurante de origen centroeuropeo sorprende diariamente a sus clientes con una variedad de platos fuera de carta que funcionan milimétricamente en sala.

Ahora, algunos de estos pescados junto a otros platos de temporada, se trasladan también a
su servicio de delivery ‘Horcher en casa’. El pedido mínimo para disfrutar de este servicio es de 60 euros, habiendo, únicamente, un suplemento en el precio de 15 euros para aquellos con entrega fuera de la M-30. El restaurante acaba de renovar su carta delivery, donde platos como los langostinos al curry verde con arroz salvaje y el ragout de corzo con puré de patatas, toman protagonismo. Además, ´Horcher en casa´ ofrece la posibilidad de recoger en el propio restaurante sin pedido mínimo.

Elisabeth Horcher, cuarta generación familiar, junto con los jefes de sala Raúl Rodríguez
Fernández y Blas Benito Aguilera (también sumiller), y el jefe de cocina Miguel Hermann
imprimen todo el respeto, el amor y la pasión que se puede tener por este oficio manteniendo viva la llama de la mejor tradición culinaria.

El trato cercano es su forma de ser, acompañada siempre de un servicio excepcional. Así, con la honestidad de sus fogones por bandera y volcados en una tradición ajena a modas pasajeras, Horcher sigue siendo una referencia atemporal abierta a todos aquellos que disfruten del buen comer.

Más información en su página web.

Deja un comentario